Él ha resucitado.

En esta temporada santísima, me gustaría aprovechar esta ocasión para desearles paz, consuelo, esperanza y bendiciones mientras adoran con nuestra Parroquia de las Ondas. Es durante este mes que damos testimonio de la pasión, muerte y resurrección de Jesús.

El Domingo de Ramos, Jesús entró en la ciudad de Jerusalén, aun sabiendo el camino que tenía por delante. Él fue el siervo sufriente, el que sufrió por nosotros para que pudiéramos ser perdonados por nuestros pecados. Jesús sabía que debía sufrir y morir, aunque sus seguidores, los que siempre estaban con él, no lo supieran. Durante este tiempo, está aislado de las personas más cercanas a él. Pero a pesar del dolor y la incomprensión que siente, sigue siendo obediente a Dios.

En la Última Cena, Jesús comparte una comida con su Apóstoles. Todos beben de la misma copa. A través de este acto de compartir, están participando en un nuevo pacto, uno donde todas las personas, no solo los Apóstoles, compartirán la experiencia de la salvación.

Después de que Jesús resucita de entre los muertos, sus Apóstoles comienzan a compartir sus experiencias del Señor Resucitado con los demás. Van más allá del grupo inmediato de seguidores de Jesús.

Por la muerte y resurrección de Jesús, como cristianos, estamos llamados a dejar que Cristo se apodere de nuestro corazón y permitir que el amor se apodere de nuestra vida. Podemos ver esto como una transición simbólica de vivir en un estado de oscuridad a vivir en la luz. Al hacer esto, estamos siguiendo el ejemplo de Jesús de vivir una vida de amor.

Por la muerte y resurrección de Jesús, como cristianos, estamos llamados a dejar que Cristo se apodere de nuestro corazón y permitir que el amor se apodere de nuestra vida.

Esta temporada de Pascua, espero que recuerdes que a través de Jesús, experimentamos una relación con el Señor. Él nos ama incondicionalmente. También recuerdas que a través de la muerte y resurrección de Jesús, participamos con Jesús en su triunfo sobre el pecado, el mal y la muerte misma.

Al celebrar la Pascua este mes, oro para que la paz, el poder y la presencia de Dios traigan una renovación de la fe, la esperanza y la paz en tu vida. Y ten la seguridad de que tú y tus intenciones tienen un lugar en mis oraciones más sinceras, junto con las de la familia Mercy Home. ¡De parte de todos nosotros en Mercy Home, te deseamos una muy feliz Pascua!

Descubrir Más

Comments

0 respuestas

Dejar un Respuesta

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Dejar un Respuesta

Your email address will not be published.