Niños Que Ayudamos

Jóvenes entre las edades de 11-21 vienen a Mercy Home en busca de una vida mejor. Buscan una manera de superar sus pasados de reto, sufrimiento, desesperación y pobreza. Buscan esperanza, oportunidad y éxito. En Mercy Home, ayudamos a niños enfocarse en sus estudios, sanarse de sus traumas, sentirse seguros en un hogar, desarrollar autocontrol, construir relaciones saludables, contar en otros para apoyo y cultivar la responsabilidad de mantener un trabajo. En breve, jóvenes nos vienen para realizar sus potenciales completos.

Los problemas de familia o comunidad con que luchan nuestros jóvenes no son particulares a ninguna raza, clase económica o región geográfica. Entre los años de 11 a 21, varios son de media clase y suburbanos. Pero muchos nos vienen de comunidades problemáticas donde retos de pobreza, violencia, crimen y pandillas hacen la vida difícil para familias. Este estrés es peligroso para la salud y el desarrollo de un joven.

Si eres un joven interesado en vivir en Mercy Home for Boys & Girls, por favor llama 312-738-7590.


LA VERDAD ES QUE, SIN EL APOYO APROPIADO, MUCHOS NIÑOS PUEDEN PASAR INADVERTIDOS:

%
de los estudiantes en las escuelas públicas de Chicago son de hogares de bajos ingresos
%
de
%
de los estudiantes en las escuelas públicas de Chicago están preparados para la universidad

Aunque muchos jóvenes nos vienen de Chicago, otros nos vienen de diferentes estados y países. Mercy Home acepta jóvenes que son referidos por familias, escuelas, departamentos de servicios de niños y familias y otros lugares. Porque estamos comprometidos a ayudar cualquier joven que nos viene durante un crisis, también niños que podemos ayudar a los que están fuera de nuestro rango de edad que tienen retos más allá de nuestros servicios por ofreciéndoles una evaluación y una referencia a una organización que podrá mejor atender sus necesidades individuales. Así es que una llamada a Mercy Home podrá salvar la vida de un joven, aunque no viva aquí.


La Historia de Alyssa

Alyssa no podría decirte cuando aprendió lo que significaba la negligencia. Había estado pasando por más tiempo que puede recordar. Durante su crecimiento, Alyssa se convirtió en una persona solitaria. Casi nunca tenía éxito y no le importaba tenerlo. Pero ahora, está pasando todas sus clases y espera tener aún mejores calificaciones el próximo año.


AUNQUE VIENEN CON VARIOS RETOS, NIÑOS QUE AYUDAMOS HACEN AVANCES EXTRAORDINARIOS

%
de niños que ayudamos exhiben crecimiento o están en o arriba del nivel del grado, en la matemática y/o la literatura.
de nuestros jóvenes de la edad apropiada, mantuvieron al menos un trabajo o puesto de interno
%
de nuestros jóvenes fueron matriculados
%
de nuestros estudiantes de la escuela secundaria se graduaron