La Renovación Y La Fiesta De La Epifanía

La Renovación Y La Fiesta De La Epifanía

Aunque el día de Navidad ya pasó, como católicos sabemos que la temporada festiva no concluye realmente hasta que celebramos la Fiesta de la Epifanía el 6 de Enero. En este día especial, reconocemos la revelación de que Jesús nació como el Hijo de Dios.

Podemos aprender más sobre esta revelación a través del Evangelio de los tres reyes magos que viajaron para visitar a Jesús después de su nacimiento. Se embarcaron en un camino de fe, siguiendo la estrella de Belén hasta llegar al pesebre de Jesús. Los regalos que trajeron simbolizaron su revelación de su divinidad: oro, que marcaba a Jesús como rey; el incienso, que se usaba en el culto y simbolizaba la santidad de Jesús; y mirra, un perfume usado para embalsamar, que simbolizaba que Cristo moriría un día por nuestros pecados.

Aunque la historia de los tres reyes magos se ha convertido en una parte importante de la temporada navideña, es una que podemos llevar con nosotros al nuevo año. El comienzo de un nuevo año es un momento para el rejuvenecimiento. Es hora de que podamos hacer nuestras propias revelaciones. Y, como hicieron los reyes magos hace tantos años, podemos continuar nuestro propio camino de fe a lo largo de 2023. Los magos tuvieron una revelación de que el Hijo de Dios vendría, y no tuvieron miedo de seguir sus corazones. Espero que tengas el coraje de hacer lo mismo.

Cuando consideramos el nombre, “epifanía” significa una revelación repentina. ¿Qué podría ser más apropiado que el entendimiento de que Dios vino a nosotros en forma humana a través de su hijo Jesús? Esto es algo que nos cambia a cada uno de nosotros para siempre. Cambia el mundo para siempre. Es por eso que podemos encontrar esperanza, amor, paz y alegría durante todo el año.

Saber que Dios vino a la tierra por nuestro bien, no por el suyo propio, debería llenarnos de asombro.

Por eso es tan apropiado que celebremos la Epifanía del Señor este enero. La revelación de la acción salvadora de Dios no es solo un evento pasado para recordar. En cambio, es una realidad presente y continua—algo que podemos celebrar todos los días. Sabemos que el plan de Dios siempre incluyó la salvación para nosotros. Esta es una revelación increíble y sorprendente. La vida de la Iglesia y de cada cristiano es también una epifanía—una forma de ver al Señor salvador en nuestra vida cotidiana.

Este enero, mientras haces tus propósitos de Año Nuevo, espero que redescubras el amor salvador de Dios por cada uno de nosotros. Que el 2023 te traiga paz y esperanza. Y de parte de todos nosotros aquí en Mercy Home for Boys & Girls, ¡un muy Feliz Año Nuevo! Que el Señor te bendiga a ti y a tus seres queridos este año.

Registre tu correo electrónico para recibir noticias de Mercy Home.

Descubrir Más

Comments

0 respuestas

Dejar un Respuesta

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Dejar un Respuesta

Your email address will not be published.