¿Por qué los Sacerdotes se llaman Padre?

¿Por qué los Sacerdotes se llaman Padre?

En el Día del Padre de cada año, muchos de nosotros podemos tomarnos un tiempo para reflexionar sobre las diversas figuras paternas en nuestras vidas.

Para algunos de nosotros, eso incluye a nuestros párrocos. Pero, ¿alguna vez has pensado en el origen de llamar padre a los sacerdotes?

Desde los primeros períodos de la iglesia, se ha hecho referencia a los líderes religiosos como alguna forma de padre.

En la iglesia primitiva, los miembros del clero generalmente no tenían títulos estándar. Sin embargo, una forma aceptada de dirigirse a los obispos era “papá” o “pappa”, que se refería al papel de los obispos como figuras paternas. Este nombre finalmente se asoció únicamente con el Obispo de Roma. El título más alto en la Iglesia Católica, el de “Papa”, se deriva de esos primeros títulos.

A finales de la Edad Media, los sacerdotes pertenecientes a varias órdenes religiosas se llamaban padre. Esta práctica ha persistido hasta los tiempos modernos, ya que en la actualidad se suele llamar padre a los sacerdotes.

Aparte del nombre en sí, se hace referencia a los sacerdotes como padre por múltiples razones: como muestra de respeto y porque actúan como líderes espirituales en nuestras vidas.

Como jefe de una parroquia, cada sacerdote asume el cuidado espiritual de su congregación. A cambio, la congregación lo ve con mucho cariño. El sacerdote se asegura de que cada miembro de su congregación pueda confiar en él para recibir instrucción, perdón, un oído atento y alimento espiritual – al igual que otras figuras paternas en nuestras vidas.

Discover More